15.09.2016

(Buenos Aires, 15 de septiembre de 2016) Los avances de la tecnología y la aparición de la denominada “industria 4.0” han comenzado a cuestionar la manera en que se encaran los procesos logísticos. Esa fue la línea que desarrollaron Jorge Ceballos y Sergio Heredia, especialistas del Instituto Nacional de Tecnolía Industrial (Inti), durante sus exposiciones en Expo Logísti-k 2016.

Ambos técnicos del Inti disertaron en el Auditorio 25 Aniversario Arlog, que se instaló en la 12° Exposición Internacional de Equipamiento, Tecnología y Soluciones para la Logística, el Flujo de Información y la Cadena de Abastecimiento, que se desarrolla hasta mañana en La Rural, Predio Ferial Buenos Aires.

Ceballos se refirió especialmente a la impresión con tecnología 3D, como parte de lo que definió como Industria 4.0, en la que incluyó otros avances como el uso de drones y el internet de las cosas, desde lo particular hasta lo industrial.

El especialista explicó que “el actual paradigma implica una línea que se inicia en el diseño, por vía virtual se pasa a la manufactura y por vía física pasa al comercio y luego al usuario. Con la impresión 3D, del diseño, por vía virtual se pasa al comercio, por ese mismo canal a la manufactura y recién allí de manera física el usuario elige cómo se reúne con el producto”.

Al referirse a los cambios en “lo que los logistas llaman la última milla”, dijo que “se están dando cambios que apuntan hacia esa dirección” y aseguró que, “si bien ya se están dando experiencias exitosas puntuales, según las estadísticas, a nivel mundial la población considera que en un plazo no mayor de cinco años los drones serán un medio común para entregar productos ya acelerar los tiempos”.

Tras dar ejemplos de casos exitosos del empleo de ambas tecnologías por distintas empresas en diferentes partes del mundo, Ceballos sostuvo que estos cambios “forzarán la adaptación de los procesos logísticos”.

Por su parte, Heredia describió el funcionamiento del laboratorio de análisis de envases y embalajes del Inti, que se fundó a partir de un acuerdo con la Agencia de Cooperación de Japón (Jica) en la década de 1980, para superar los inconvenientes de las exportaciones nacionales hacia ese país.

Precisó que la mayor cantidad de trabajos desarrollados en esa instancia apuntan al área logística, debido a que además de la capacitación de los recursos humanos que se desempeñarán con los envases y embalajes, la mayoría de los ensayos refieren a las formas de transporte de la mercadería.